Sin categoría

Oro comestible, conoce cómo lo hacen

12 de diciembre de 2021

Comer oro es posible y aunque podría ser una extravagancia, es curioso saber cómo lo hacen. Claro que agregar este ingrediente a las comidas incrementa por mucho el costo de los platillos como el taquito con hoja de oro de la nota pasada Más de 500 mil pesos, es lo que cuesta el taco más caro del mundo.

El oro adaptado para consumo humano es usado en restaurantes gourmet, pero para usarlo antes debe llevarse un proceso para llegar a las láminas, hojuelas o polvo del metal, mismo que se agrega a platos que van desde cortes de carne, postres y acompañamientos.

Estiman que al menos 10 miligramos de oro equivalen a 800 pesos mexicanos y SPOILER, no tiene sabor. Ahora sí, para el proceso se usa oro de bajo quilataje que se funden y prensan en láminas delgadas casi del grosor de una hoja de papel.

Para preparar este ingrediente, se utilizan pepitas de oro de bajo quilataje que son fundidas y prensadas en láminas delgadas, que simulan la apariencia de una hoja de papel. Esas láminas son empalmadas y batidas para disminuir a lo máximo su espesor.

Y aunque es solo decorativo y sin sabor, se puede comer ya que es un metal inerte, no reacciona con el cuerpo humano. La FDA no ha estudiado rigurosamente los efectos del consumo de oro, pero la UE lo clasifica como inofensivo.

Te puede interesar: Tlayudas, mezcal y un pedacito de Oaxaca en Guadalajara

¿Tienes un restaurante?

Se parte de nuestra comunidad y haz que más personas conozcan tu menú

Regístrate aquí